Entrevista: Inês Nunes

Inês NunesTRABAJO

1. ¿A qué te dedicas, y dónde trabajas?

Soy psicóloga social y actualmente trabajo en Homeaway como Account Manager.

2. ¿Trabajas por tu cuenta o en un equipo? Si en tu equipo hay alguien que trabaje en remoto, ¿cuál es su trabajo?

Trabajo en un equipo de 10 personas y yo me responsabilizo del mercado portugués. No hay nadie en mi equipo que trabaje en remoto ni se contempla esa posibilidad.

3. ¿Qué herramientas online utilizas para comunicarte o coordinarte con otros miembros de tu equipo, clientes, etc.?

Para comunicarnos dentro del equipo usamos sobretodo Skype. Para coordinarnos y hacer varias gestiones recurrimos a Oracle y Salesforce. Con los clientes disponemos de otras herramientas como ClearSlide y Webex para presentar webinars, meetings, etc. El correo electrónico lo usamos tanto dentro del equipo como con los clientes.

4. ¿En tu trabajo actual existe la posibilidad de teletrabajar? Si no existe, ¿sabes los motivos?. Si existe, ¿lo has probado? ¿qué es lo que más te ha gustado de teletrabajar?

En mi departamento no existe la posibilidad de teletrabajar per se. En casos excepcionales se puede recurrir pero no es la tónica ni algo incentivado por la empresa, Por ejemplo, en mis 5 años trabajando aquí las únicas posibilidades que tuve de teletrabajar fue por desplazamiento a un evento laboral y teletrabajar al día siguiente o por algún motivo de salud.

5. ¿Crees que sería factible para ti convertirte en remoter y trabajar en remoto? Si es así, ¿cuál crees que podría ser tu trabajo? Si no, ¿por qué crees que tu trabajo actual no es una opción para trabajar en remoto?

En mi trabajo actual el teletrabajo no solo es una posibilidad factible como real: ya se contempla el teletrabajo en otros departamentos y en otras sedes de la empresa fuera de España. Disponemos de herramientas para tal efecto y lo único que falta es la motivación para implementarlo dentro de esta sede. Esta falta de apertura hacia el teletrabajo la vinculo directamente con una cuestión cultural. Soy de la opinión que en el sur de Europa se sigue perpetuando una cultura organizacional de “calienta sillas”; es decir, no cuenta tanto los resultados como los medios para llegar a ellos. Se valora más que seas la primera en llegar y la última en salir, por encima del desempeño y la eficacia de tus funciones con una buena gestión del tiempo. Se nota que poco a poco el tejido empresarial está cambiando en este sentido pero estamos a años luz de promocionar el teletrabajo per se.

Además, en mi caso, cuya performance se mide por objetivos y se nos da mucha libertad y confianza para organizarnos el tiempo, sería totalmente factible trabajar en remoto, y no supondría una merma en los objetivos previamente establecidos.

6. ¿Cómo sería tu trabajo ideal?

Mi trabajo ideal tendría como variable indispensable el poder estar donde quiero, cuando quiero, hasta la hora que quiera. No creo que sea algo idílico, creo en la base de una buena gestión del tiempo y no en la esclavitud a este. Creo que debemos recuperar nuestros tiempos y nuestros espacios. No por ello “produciríamos” menos.

7. ¿Qué es lo que más te atrae de trabajar en remoto?

El poder viajar mientras trabajo. Viajar es una prioridad en mi vida. Y por viajar no me limito a patear mundo que también: respirar nuevas culturas, detenerse, sentirte en casa sin atenerte a un plan exprés de 3 semanas para conocer un país. También viajar en tu propia ciudad, en casa de mamá, en mi misma. Quiero recuperar mi calendario!

VIDA

8. ¿Crees que en este momento tu vida está equilibrada en lo que respecta al trabajo y a tu vida personal? 

Para nada! Considero que paso (pasamos, la mayoría) demasiadas horas dentro de una oficina comparadas con las horas que paso fuera de ella. 365 días al año y 25 días de vacaciones, ¿de verdad? No, desde luego no es el equilibrio que busco.

9. ¿Te gustaría vivir en otra ciudad y/o país? En ese caso ¿Dónde?

Prefiero verme de momento como una ciudadana del mundo, así que en muchas casas temporales en muchos puntos del planeta. Las que están y estarán siempre: Madrid y Lisboa.

10. ¿Cuál crees que es la motivación que te falta para dar el paso y convertirte en remoter? Y ¿cuáles son los impedimentos que ves para tomar la decisión y cambiar tu situación?

La motivación la tengo. Las ganas también. Quizás el impedimento más grande actualmente sea mi área profesional. No me parece un área tan visible en trabajos remotos o de nómadas digitales. De entrada he pensado que podría empezar con traducciones y empezar a dedicar tiempo al blog para monetizarlo en algún momento, y ya a partir de ahí: Sky is the limit. Habrá que poner fecha. 🙂

Otras entrevistas similares en Futuro Remoter

     

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu e-mail no será publicado en el comentario.