Entrevista: José M. Gilgado

Jose M Gilgado, desarrollador de software en Buffer

José es desarrollador de software en Buffer, un modelo a seguir como empresa totalmente remota y distribuida. Puedes encontrarle en Twitter y en su Web

1. ¿Cuáles son las principales ventajas que encuentras trabajando remotamente?

Creo que la principal ventaja es que diseñas tu propio día, nadie te dice que tienes que estar a una hora en un sitio en concreto y eso te da muchas posibilidades; casi todas las ventajas que veo derivan de eso en mi opinión, como estar con la familia cuando lo necesitas o encontrar el sitio donde eres más productivo y feliz en el mundo.

2. ¿Crees que tiene desventajas? O ¿Crees que estás perdiendo algo por trabajar en remoto?

Quizá es cierto que a veces la creatividad se puede ver perjudicada si no tienes una buena comunicación en una empresa remota. En Buffer tenemos un par de viajes al año donde nos reunimos toda la empresa y luego hay quedadas más pequeñas en otros sitios donde podemos compartir ideas.

En mi opinión este tipo de iniciativas ayuda un poco a mejorar, pero siempre tenemos que tener cierta proactividad para no aislarnos y seguir compartiendo perspectivas.

3. ¿Desde qué ciudades o países has trabajado desde que te has convertido en remoter? ¿Cuál ha sido tu sitio preferido?

He trabajado desde Sydney, Bali, Estocolmo, Nueva York, Islandia, San Francisco, Hawaii, Barcelona y Madrid.

Con mi experiencia y charlando con gente que viaja mucho y trabaja a la vez he llegado a la conclusión de que lo más importante es con quién estés y cómo estés, en el sentido de que tengas una buena rutina y te encuentres cómodo.

Como sitio para explorar y vivir un tiempo Hawaii es un paraíso sin duda, el clima es perfecto y hay de todo.

4. ¿Desde qué espacio prefieres trabajar? ¿Espacios de coworking, cafés u otro? ¿Tienes algún sitio concreto preferido?

Suelo trabajar desde el mismo sitio siempre, me ayuda a limitar un poco mi trabajo a un espacio y poder ponerme más un horario porque si no terminaría trabajando siempre.

Tengo una habitación en casa convertida en estudio donde trabajo. A veces, cuando necesito cambiar de aires me llevo el portátil a la biblioteca y trabajo desde allí o me escapo unos días fuera.

5. ¿Qué sitios te gustaría visitar -desde los cuales disfrutarías y trabajarías- como remoter?

Me encantaría trabajar un tiempo desde Japón pero estoy esperando a mejorar mi japonés para poder disfrutarlo más. También me encantaría trabajar cerca del mar un tiempo, estoy pensando pasar una temporada en un sitio con playa en España como San Sebastián o las Canarias.

6. ¿Qué dirías a las empresas que no creen en contratar empleados que trabajen remotamente?

Creo que es más cuestión de miedo a lo desconocido que otra cosa. Si tienes un empleado con el que necesitas estar todos los días para que rinda es que a lo mejor no tienes el mejor empleado.

Si tienes una buena cultura de trabajo y confías en tus empleados se puede empezar a probar un día o dos a la semana para ver cómo va.

Creo que también es importante no perjudicar a la gente que no está en la oficina teniendo toda la comunicación y la toma de decisiones de manera digital incluso dentro de la oficina.

7. ¿Qué herramientas usas para trabajar remotamente?

Usamos Slack, Discourse, Trello y Google Apps para comunicarnos y colaborar.

Para desarrollar uso Sublime Text (aunque ahora estoy intentando volver a Vim), el terminal y Github para los repositorios.

8. ¿Cómo gestionas tu negocio y pago de impuestos?

Oficialmente soy autónomo en España y hago facturas cada quince días por el sueldo que recibo. Tengo un gestor que me lleva el papeleo.

En Buffer nos pagan tanto la cuota de autónomos como el gestor así que no es un problema la verdad.

Si quieres saber más sobre la política de salarios en Buffer puedes echar un ojo aquí y aquí

9. ¿Qué consejo le darías a la gente que busca comenzar a trabajar remotamente?

Lo más importante es ser bueno en lo tuyo para poder tener opciones a la hora de buscar trabajo, entre ellas una empresa remota que te guste. Al final las empresas remotas y las que no lo son buscan lo mismo idealmente, que es gente buena y comprometida con su trabajo que contribuyan lo máximo posible en la empresa.

Y una vez que consigan el trabajo que no tengan miedo a explorar diferentes opciones, viajar a distintos sitios y hacerse la rutina que más se ajuste a sus gustos.

Otra cosa importante es aprender a respetar y hacer que otros respeten tu tiempo trabajando desde casa porque a veces se tiende a pensar que como estás en casa tu trabajo no requiere de tanto tiempo o concentración y hay que aprender a separar espacios e incluso el día en distintos momentos para poder tener tiempo de calidad en el trabajo.

Compartir esta página

Comments (4)

  1. Muy buena la entrevista. Bueno saber que hay empresas como Buffer que ya estan haciendo cambios de calidad. Oficinas, horarios, hora punta, metro lleno, claramente un modelo que no puede funcionar para todos. Aunque todos asi podemos trabajar pero no es asi que hacemos el trabajo de la mejor forma que sabemos. La productividad no es cantidad.

    Diogo
    18 febrero, 2016 Responder
    • Desde luego que Buffer es una de las empresas referentes de equipos distribuidos y transparencia. Esperamos que cada vez existan más empresas a las que les funcione este tipo de organización del equipo. Gracias por tu comentario!

      Elisa
      18 febrero, 2016 Responder
  2. Hola,

    ¿Cuánto tiempo sueles pasar, José, cuando trabajas fuera?

    De momento yo he estado en Montréal un par de semanas, Silicon Valley, Bogotá, Oxford, pero no más de una semana o dos.
    Ahora (también) tengo la intención de trabajar desde Japón un tiempo (A diferencia tuya, creo que iré sin el idioma xD) pero no sé si enfocarlo en algo de dos semanas o dos meses.

    Tú cómo lo planeas?

    Wakkos
    21 febrero, 2016 Responder
  3. Perdona Wakkos, no había visto el comentario!

    Mi experiencia es que es mejor estar un tiempo largo en un sitio porque entre los viajes, el cambio horario, adaptarte al nuevo espacio y demás se te va un tiempo que no puedes aprovechar trabajando. Este año no he cumplido mucho esto y la verdad es que lo he notado pero ahora cuando me planteo irme a otro sitio y trabajar desde allí pienso normalmente en más de 4 semanas para poder asentarme.

    Hay gente en Buffer que ha estado viajando mucho más que y me comentaban que han llegado a conclusiones parecidas, es difícil organizarse si viajas muy de seguido.

    A la hora de organizarme siempre me aseguro de que haya buena conexión a Internet, que pueda tener un espacio más o menos en silencio o un coworking cerca para poder trabajar y que esté seguro de que es un destino que me gusta para vivir. Desde mi punto de vista no es lo mismo visitar una ciudad que vivir en ella trabajando así que hay ciertas cosas que importan más o menos dependiendo del caso.

    Suena genial lo de Japón! Yo me iría dos meses pero no soy objetivo jeje 😀

    Cualquier cosa pregúntame sin problema (twitter.com/josemdev). Espero que te sirva, un saludo!

    José M.
    22 marzo, 2016 Responder

Dejar un comentario

Tu e-mail no será publicado en el comentario.